dimarts, 18 d’agost de 2015

Tren nocturno, de Martin Amis

 
 
"Permítame disculparme por anticipado por mi palabras soeces, por mi sarcasmo morboso, por mi intransigencia. Todos los polis somos racistas. Forma parte de nuestro trabajo. La policia de Nueva York odia a los portorriqueños, la de Miami a los cubanos, la de Houston a los mexicanos, la de San Diego a los amerindios y la de Pórtland a los esquimales. Y aquí odiamos a todo lo no sea irlandés. O Policía"
 
 
 
Groller és un adjectiu insuficient. "Soez" com diu el propi autor (o el traductor) s'ajusta més al llenguatge i contingut dels llibres d'Amis. Depriment, també hi seria aplicable. Cínic, a vegades.
I quan es posa transcendental, a mi em sona buit.
 
Aquest és el millor paràgraf del llibre, l'únic que em va posar la pell de gallina:
 
"El suicidio es un tren nocturno, un tren que te lleva velozmente a la oscuridad. No podrás llegar tan rápido de otra forma o por medios naturales. Compras el billete y subes a bordo. El billete te ha costado todo lo que tienes. Pero no hay trayecto de vuelta. Este tren te lleva al interior de la noche, y te deja en ella. Es el tren nocturno."
 

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada